¿De verdad que a Dios le importa mi trabajo?

¿Cómo puedo integrar mi fe con mi profesión?

¿Cómo mis deseos de ambición y éxito encajan con el llamado a buscar primero el reino de Dios?

¿Cómo puedo invertir bien mi tiempo, mi dinero y mis dones?

Todas estas preguntas están en la mente de los jóvenes que están a punto de graduarse o dando sus primeros pasos como profesionales. En el verano GBU, queremos ayudarles a encontrar respuestas a ellas.

Acabar los estudios para acceder al mundo profesional supone una de las transiciones más importantes y, a la vez, de las menos apoyadas a las que se enfrentan los jóvenes. De hecho, es uno de los momentos más complejos en la vida por la cantidad de aspectos que cambian al mismo tiempo: nueva ocupación, nuevo estatus como trabajador, nuevos horarios, nuevas opciones de tiempo libre, nuevas relaciones, nuevas responsabilidades, nueva situación económica y tal vez, nuevo país o ciudad, nueva iglesia, etc.

Carina, Ciudad Real

"El encuentro de transitio es un tiempo para conectar con Dios y hermanos en la fe de toda España

Rafa, Madrid

“Un necesario recordatorio de que las oportunidades de servir no se acaban tras la universidad” 

Transitio busca orientaros en este importante cambio de etapa.

Además, queremos prestar atención y aconsejar de manera preventiva sobre situaciones de crisis que se pueden presentar en medio de tantos cambios y de la incertidumbre que estos pueden generar como: el desempleo, la precariedad, el desencanto vocacional, las expectativas no cumplidas, la incapacidad de vivir de forma independiente, etc.

Transitio en el Verano GBU consiste en un programa de formación de 3 años ya que está compuesto por 3 módulos que se irán desarrollando. Cada módulo es independiente, por lo que no se requiere haber asistido a uno para participar en otro.

Para ver el plan de 3 años pincha en el link https://transitio.es/otras-iniciativas/

En este año, los seminarios son los del tercer módulo:

A.- Relaciones a los 20 y tantos: Amistad, noviazgo y matrimonio. (Ruth Lorente, asesora GBU y David Goodman, arquitecto).

Las relaciones son la clave de la vida. Al final todos juzgaremos la calidad de nuestra vida según hayan sido nuestras relaciones. Este período de la vida, que se conoce como la crisis del cuarto de la vida, es clave porque se redefinen muchas relaciones previas y se crean muchas nuevas que van a definir nuestro futuro. Es importante tener claves para que este proceso sea fructífero. Ruth y David son un matrimonio que tienen muchas cosas que contar en esta área.

B.- Conectar y transmitir: Cómo compartir el evangelio en el trabajo. (Sara Ares, médico)

Seamos sinceros, a todos nos cuesta transmitir nuestra fe y el lugar de trabajo no es una excepción. Sin embargo, el lugar de trabajo es el lugar en el que pasamos más horas a la semana rodeados de personas que no comparten nuestra fe. Además, todos estamos sometidos a las mismas presiones y nos hemos ganado la credibilidad para poder dar razón de la esperanza que hay en nosotros. Esta combinación de dificultades y de oportunidades es el lugar de misión al que Dios nos ha enviado. ¿Cómo podemos hacer para aprovecharlo al máximo? Sara ha experimentado los gozos y las sombras de lo que significa hablar de Jesús en el trabajo y nos puede ayudar mucho en esta tarea.

C.- La iglesia: como comunidad y tu papel en ella. (Jaume Llenas, asesor GBG)

No es necesario que vayamos a trabajar solos. Nuestra comunidad puede acompañarnos al lugar de trabajo. No se trata de traerlos a la oficina, a la escuela o al hospital, pero sí es importante que creemos iglesias que tengan un alto aspecto de comunidad. La iglesia es la comunidad del evangelio y eso no solo los domingos, sino cada día de la semana. Jaume ha sido pastor durante más de 20 años y ha trabajado extensamente en formar iglesias con alto grado de comunidad.

D.- Mesa redonda.

Todos los ponentes a tu disposición. Puedes preguntar aquí todo aquello que te inquieta como joven profesional.

To Top

otros temas